rokohumin

ROKOHUMIN® es un fertilizante líquido universal, de carácter órgano-mineral con ácidos humínicos y está diseñado tanto para la fertilización foliar como la fertilización de riego, o su absorción en el suelo como adición a la fertilización básica con fertilizantes sólidos.

ROKOHUMIN® en el estado líquido es un fertilizante universal anodino para el medio ambiente, diseñado para el tratamiento de la vegetación de todos los cultivos sin excepción. La composición del fertilizante está diseñada para el mejor ajuste a las capacidades de las plantas individuales de absorber nutrientes a través del área foliar. Una absorción uniforme y rápida de los componentes del fertilizante depende del uso de una concentración correcta y de seguir el calendario de aplicaciones individuales. El fertilizante se utiliza principalmente en áreas abiertas de cultivo, invernaderos de folio e invernaderos de cristal y se aplica con todos los métodos disponibles tradicionales, incluyendo por riego de goteo.

El papel de ácidos humínicos en el fertilizante ROKOHUMIN®

  • aumentan la intensidad de la respiración de las plantas (en ausencia de oxígeno facilitan la respiración a través de las estructuras de quinona que durante la oxidación en las células vegetales absorben el hidrógeno)
  • aumentan el contenido de la clorofila
  • ayudan a mejorar la fotosíntesis durante una intensidad de luz más baja, por ejemplo en los invernaderos de folio o de vidrio (aumento de la adsorción de los fotones)
  • Afectan el recibo y el transporte de nutrientes (adhieren los macro y micro elementos a los complejos de quelatos de los cuales plantas los aceptan más fácilmente)
  • Estimulan el desarrollo del sistema radicular, aumentan la germinación y la viatalidad general

La importancia de los aminoácidos en el fertilizante ROKOHUMÍN®

  • se trata de un material de construcción versátil para la producción de enzimas y hormonas vegetales responsables del desarrollo de la planta durante su vida en diferentes períodos de la vegetación, incluyendo la floración y la maduración de la fruta.
  • incorporados en la forma de una cadena de proteína, dan los elementos micro y macro necesarios para la planta, así reduciendo la necesidad de fertilizantes.
  • Sirven como un catalizador orgánico directo para la formación de la clorofila y los cloroplastos, que proporcionan la fotosíntesis más activa.
  • en la medida máxima simplifican el proceso de generación del sistema de raíces y las enzimas que procesan los nutrientes del suelo.
  • contribuyen al desarrollo de estructuras ecológicas responsables por la sabrosidad de plantas frutales, lo que permite el obtenimiento de alta calidad de proteínas, hidratos de carbono, las grasas y los hidrocarburos aromáticos.
  • tienen un efecto anti-estrés para el cuerpo de las plantas, aumentan su resistencia a la escasez de agua y el exceso de humedad, plagas y enfermedades.
  • proporcionan una completa revivificación y regeneración de los daños causados por el clima y las influencias mecánicas.
  • proporcionan la mejor realización posible del potencial genético de las plantas, mejoran la herencia y una cosecha de alta calidad.
  • mediante aplicación foliar los aminoácidos derivados de proteínas animales representan una forma de alimentación más eficaz de las plantas.

Fertilización foliar:

  • representa una aplicación sencilla y dirigida a través de la cual suministramos a la planta nutrientes y elementos deficientes de una forma rápida y eficaz.
  • en la etapa inicial de la vegetación proporciona el crecimiento vital y aumenta la resistencia de las plantas tratadas a las enfermedades y condiciones climáticas adversas, como justo en esos momentos es necesario reforzar la condición o asegurar la posible regeneración rápida.
  • Presta resultados en casos cuando falta humedad en el suelo, lo que lleva a la obstrucción fisiológica del recibo de nutrientes mediante el sistema de raíces. Asimismo, la fertilización ayuda en condiciones de exceso de humedad en el suelo, cuando la actividad fisiológico-bioquímica del sistema radicular es limitada debido a la falta del oxígeno en el ambiente del suelo. Finalmente, en las situaciones cuando los nutrientes pasan a las capas más bajas fuera del alcance de las raíces o se eliminan en las aguas superficiales.

Mediante la fertilización foliar con el fertilizante ROKOHUMIN® es posible mejorar el estado de salud general de las plantas y con relativamente bajos costes facilitar el logro de excelentes resultados tanto en cantidad como en calidad de la cosecha de los cultivos.

En general, el fertilizante lo aplicamos durante la fertilización de recuperación junto con el herbicida o a la entrada más cercana a los cultivos.

Composición:

  • Contenido de N - min. 60 g/litro
  • Contenido de P2O5 - min. 36 g/litro
  • Contenido de K2O - min. 36 g/litro
  • Contenido de ácidos humínicos - min. 60 g/litro

18 tipos de aminoácidos

El contenido de metales pesados no sobrepasa los límites permitidos en términos de legislación de República eslovaca (Decreto no. 577/2005)

Número de certificado: 952

Emitido por: Instituto central de control y pruebas en agricultura en Bratislava (ÚKSÚp) el día 27. 10. 2015

Número de arancel aduanero: 3101 00 00 00

Aplicación y dosificación:

Se aplica rociando las hojas con el inicio en el 40-50% de la cobertura del suelo por hojas, para que el área foliar sea suficiente para la eficiente absorción de los nutrientes del fertilizante. La aplicación durante este período es más eficaz, como se alcanza el mejor aprovechamiento de los ingredientes que estimulan el crecimiento del sistema radicular, así como la producción de parte de la planta sobre el terreno. En general es necesario concentrarse en una etapa crucial vegetativa de un cultivo particular. La dosis recomendada varía entre 5-10 litros de concentrado por hectárea, dependiendo del cultivo particular. El fertilizante se puede mezclar con plaguicidas corrientes. En caso de que es posible combinar la miscibilidad de plaguicidas, se puede mezclar con fertilizante líquido enriquecido de carácter nitrogenado DAM con un alto contenido de nitrógeno (amónico, nítrico, de amidina) de una forma de mezcla de tanque.

La aplicación requiere la observancia de todos universalmente conocidos y utilizados procedimientos, lo que significa que se aplica, cuando posible, a una temperatura más de 15 ° C en aire inmóvil. En general, recomendamos no aplicar a la luz del sol directo. Sin embargo, la composición del fertilizante ROKOHUMIN® está adaptada para permitir la aplicación incluso en estas condiciones, cuando, gracias a la utilización de ingredientes sofisticados de fertilizante con aminoácidos y carbohidratos no se produzca ningún daño de la cosecha.

No se aplica en el caso de rocío o lluvia. La aplicación puede repetirse cada 10-14 días, en el caso de las hortalizas cultivadas intensamente cada 7-14 días. Las instrucciones detalladas están indicadas en la tabla de aplicación para cultivos individuales.

La concentración máxima de fertilizante para la fertilización foliar es de 0,5 a 1,5% en áreas cubiertas (invernadero de folio o de vidrio). En el área abierto se recomienda como un estándar la concentración de 3 a 5%, en casos excepcionales, hasta 10% de concentración. Por favor tenga en cuenta que antes de aplicar una concentración más grande que el estándar de 3 a 5% es necesario antes para probarla en un área pequeño (para verificar condiciones suelo-climáticas, la composición varietal) y posteriormente según el resultado obtenido aplicar a todo el terreno.

Cuando se combina con el fertilizante líquido enriquecido de carácter nitroso DAM con un alto contenido de nitrógeno (amónico, nítrico, de amidina) de una forma de mezcla de tanque, le recomendamos que cambie la proporción de fertilizante enriquecido de carácter nitroso DAM por el fertilizante ROKOHUMIN®, con lo que se restrinja la fertilización con nitrógeno única y se entregan nutrientes básicos y microelementos importantes a los cultivos.

En caso de que se corre el riesgo que no se pueda entrar al terreno de cultivo con la mecanización más de una vez durante la estación de la cosecha (por ejemplo, por la razón de suelo mojado en el año muy húmedo), es posible aplicar el fertilizante foliar en una sola vez sin dividirla (sin aplicaciones de varias veces).

Al aplicar el fertilizante en una sola vez, sin dividir, es necesario ajustar la dilución con agua en la mezcla de tanque por un lote de 50 litros por cada hectárea.

Preparación para la aplicación:

  • mezclamos el fertilizante en el envase antes de cada uso
  • echamos 3/4 de la cantidad de agua en el pulverizador y encendemos el mezclamiento
  • añadimos la cantidad seleccionada de fertilizante según la tabla de aplicación
  • en el caso de la aplicación mezclada se pueden agregar más productos (p.ej. plaguicidas)
  • añadimos el resto del agua al recipiente del pulverizador y aplicamos
  • hay que aplicar toda la capacidad de pulverización así preparada inmediatamente después de la preparación

El fertilizante es empacado y almacenado en tanques con capacidad de 1000 litros (IBC recipiente), que permite una manipulación conveniente durante la preparación del fertilizante para la aplicación. ¡Sedimentos finos en la parte inferior del recipiente es normal! ¡Antes de la descarga del fertilizante del recipiente IBC es necesario mezclar completamente el contenido!

Seguridad y la salud en el trabajo:

Mientras trabajar con el producto es necesario observar los principios higiénicos básicos, no comer, no beber, no fumar. Después de terminar el trabajo hay que lavarse con jabón y agua caliente. Es necesario proteger el fertilizante contra los niños y personas no autorizadas.

Primeros auxilios:

En el caso de contacto con la piel, lave la parte afectada con agua y con jabón.

En el caso de contacto con los ojos, lave el ojo afectado con agua corriente y consulte a un médico. En el caso de ingestión accidental, esputa o induzca el vómito, enjuaga la cavidad bucal con agua y consulte a un médico. Facilitar al médico toda la información necesaria sobre primeros auxilios aplicados y sobre el producto, con el que trabajó el afectado.

Almacenamiento:

en recipientes de plástico sellados, en almacenes cerrados, secos y ventilados a una temperatura de 0 a 40 ° C, lejos de alimentos, piensos, los desinfectantes y sus envases. Proteger ante heladas y ante la luz solar directa.